21.7.06

Desesperantemente deliciosa

Lila acaba de decir que tiene un regalo para mí, que me llegará pronto a Gmail.
Ha cometido un fallo, ha dicho la palabra maldita (no voy a repetir ahora porqué ni voy a enlazar con los miles de post acerca del tema).
Podría haber dicho "tengo una cosita para ti” y todos tan felices, pero ha dicho “regalo”. Debe haber olvidado que los regalos provocan en mí una profunda decepción pues no suelen acercarse a las expectativas, y es que tengo asociada la palabra “regalo” a fechas o situaciones de obligado cumplimiento y como todos sabéis eso significa camisa rosa de lunares blancos, colonia de viejo, calcetines sintéticos...
Me huelo que el “regalo” de Lila se aproxima a los 4 megas y está relacionado con un corto espacio de tiempo, pongamos “12 segundos”.
Aun así reconozco que lo mejor de los regalos es la desesperantemente deliciosa espera.

2 Testigos:

Anonymous LILA echa sal en la herida...

Tu regalo ocupa 6 megas y ha pasado más de doce años en la oscuridad.

Espero, aunque tarde, haber satisfecho tu petición y haberte dado ese tipo de alegrías que le entran a uno cuando encuentra algo que llevaba buscando mucho tiempo... ;-)

21/7/06 12:31  
Blogger deni o kike echa sal en la herida...

muuuuucho tiempo, muuuuucha alegría

21/7/06 13:19  

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un enlace

<< Home